ACESS y ARCSA se unen en la vigilancia para realización de pruebas COVID-19

En el actual escenario originado por la presencia de COVID-19 en el país, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) y la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (ACESS) trabajan de forma conjunta y coordinada en acciones orientadas a precautelar la salud de la población.

Las dos Agencias, enmarcadas en sus competencias, suman sus esfuerzos para mantener un control estricto en los establecimientos y servicios que requieren vigilancia sanitaria. Uno de las actividades que se ejecutan desde el inicio de la pandemia es el control a los laboratorios clínicos y moleculares que realizan diagnóstico de COVID-19 mediante pruebas RT-PCR, antígenos y pruebas rápidas.

ARCSA es la entidad encargada del control de los productos de uso humano que se elaboran en el territorio nacional o se importan del extranjero. Esta Agencia verifica la calidad de los medicamentos y dispositivos médicos nacionales e importados para la emisión del registro sanitario ecuatoriano, certificado que avala su seguridad para el uso y consumo. Uno de los productos más demandados son las pruebas para la detección de COVID-19, las cuales pasan por un proceso de revisión técnica y documental para permitir su circulación.

La ACESS es la institución responsable de vigilar y controlar la prestación de los servicios de salud. Con la llegada de la pandemia, esta Agencia asumió la tarea de autorizar a los laboratorios de análisis clínico y moleculares para el diagnóstico de COVID-19. Los establecimientos se someten a una evaluación de sus condiciones de infraestructura, equipamiento, talento humano y la aplicación de normas de bioseguridad que garanticen la seguridad de los pacientes y los resultados de las pruebas.

Desde el inicio de la pandemia, en todas las provincias se realizan controles conjuntos a los establecimientos que realizan este tipo de pruebas. ARCSA verifica que se utilicen las pruebas certificadas por esta entidad; mientras que ACESS observa que los establecimientos mantengan las condiciones con las cuales obtuvieron la autorización y que además se respete el precio máximo de la prueba RT-PCR (hisopado nasofaríngeo) de 45,08 dólares, establecido mediante Acuerdo Ministerial Nro. 00003-2021, de fecha 20 de abril de 2021, emitido por el Ministerio de Salud Pública (MSP). En el caso de conocer cobro excesivo de estas pruebas o de lugares no autorizados que las realizan, la ciudadanía puede escribir su alerta al correo: denuncias@calidadsalud.gob.ec

Ambas agencias reforzarán la supervisión a los establecimientos sujetos a control sanitario para revisar el cumplimiento de estándares mínimos de calidad en la prestación de servicios de salud y en la elaboración, producción y/o expendio de productos de consumo humano.

La ciudadanía puede ser parte de estos controles reportando y denunciando las irregularidades en productos (ARCSA Móvil que se puede descargar gratuitamente en Play Store y Apple Store) o establecimientos y servicios de salud ( denuncias@calidadsalud.gob.ec).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

WordPress Image Lightbox